• Infórmate. Conoce la problemática ambiental que hay en tu comunidad, en tu país y en tu planeta. Estar informado te permite saber qué hacer para proteger el medio ambiente.
  • Actúa. Cada una de tus acciones impacta negativa o positivamente nuestros ecosistemas. No creas que tirar una basura no importa porque sólo es una,  no creas que levantar una basura no sirve porque sólo es una. Todo cuenta, así que cada cosa que hagas que sea en favor del planeta. El papel de la acción ciudadana es hacer valer nuestros derechos y actuar como testigos de la sociedad ante aquellos actos y hechos que lesionan tales derechos.
  • Usa bicicleta, transporte público o comparte el auto cuando lo utilices.
  • Elige productos que no estén envasados en plástico y recicla o reutiliza los envases.
  • Prefiere los productos orgánicos y de comercio justo. Los productos orgánicos respetan el ambiente en su proceso de elaboración, son más sanos y seguros que los procesados de manera industrial.
  • Elige productos elaborados localmente. De esta manera se reduce el consumo de combustibles  empleados para su transporte.
  • Prefiere la ropa hecha de algodón orgánico y no de materiales derivados del petróleo.
  • No uses artículos desechables.
  • Demanda el uso de las energías renovables en lugar de los combustibles fósiles.
  • Cambia tu calentador por uno solar.
  • Aprovecha la energía solar. No sólo como luz natural, también como fuente para recargar tus aparatos, hay cargadores solares para muchas cosas como celulares, relojes, calculadoras, etc.
  • Sé un consumidor responsable. Consume sólo lo que necesitas y agota la vida útil de los productos, en otras palabras: reduce, reutiliza y recicla.
  • Cambia el centro comercial por el mercado. Estarás comprando productos más frescos y seguros, sin transgénicos, además de apoyar a productores locales.
  • Evita los productos con muchos empaques o envolturas que acabarás tirando.
  • Lleva contigo una bolsa de tela para que no utilices bolsas de plástico cuando hagas compras.
  • Separa tus residuos al menos en orgánicos e inorgánicos y si es posible en reciclables (papel, aluminio, vidrio, cartón, tetrapack, etc).
  • Convierte tu basura orgánica en composta.

Tips obtenidos en: http://www.greenpeace.org/mexico/es/Actua/Ecotips/40-tips-para-cuidar-el-planeta/